Cocinando nuestro nuevo disco en Pull Push Studio

Amigas, amigos, estoy realmente feliz. Llevamos 4 días en el estudio de Carlos Díaz y ya tenemos grabadas las bases, flautas, teclados y violines.

Los astros nos han juntado en el momento y en el lugar oportunos. Trabajar con Carlos está siendo aprendizaje con mayúsculas. Es un tipo de los que sabe y no tiene la necesidad de demostrarlo. Hace cosas increíbles en silencio y no te las cuenta. Así que hemos grabado batería, bajo y guitarras a la vez viéndonos, partiéndonos el culo y entendiéndonos por pantallas, cada uno en su cabinita y tan a gusto. Pablo y Jose son un engranaje perfecto de rock, precisión y naturalidad ¡Qué bonito grabar con buenos músicos y amigos!

Ayer grabaron Marta, Manu y Edu, cada uno en su respectivo cubículo y SE HICIERON TODO EL DISCO. Ya sabéis, alineación de Champions: máxima creatividad, tranquilidad y técnica. Sé que me repito, pero me siento tan afortunado…

Ya sabéis, estas canciones las empecé a componer hace dos, tres años, y han pasado por muchos conciertos, formatos… ¿Y qué queréis que os diga? Escucharlas en el estudio tocadas por mis cinco compañeros de viaje está siendo increíble. No quiero que se acabe nunca, pero también quiero enseñároslo…

LOS MALES PASAJEROS se está cocinando con mucho amor, a fuego lento y entre amigos. No puede salir mal. ¿Nos acompañas?

Por Aitor Flamingos