X
<svg class="herion-back-to-top"><g><line x2="227.62" y1="31.28" y2="31.28"></line><polyline points="222.62 25.78 228.12 31.28 222.62 36.78"></polyline><circle cx="224.67" cy="30.94" r="30.5" transform="rotate(180 224.67 30.94) scale(1, -1) translate(0, -61)"></circle></g></svg>

Aitor Flamingos

Aitor Flamingos - Página web oficial

Próximos Conciertos

Vídeos

¡Hey! ¡Mira todos mis vídeos en mi canal de YouTube!

Biografía

Click Aquí para desplegar la biografía

Ya no queda hueco para el miedo

La publicación de P​aseíto​, el cuarto disco de Aitor Flamingos, es una gran noticia. Sí, 2020 fue el año de la pandemia y del ​crac​, pero no es cierto, como se dice, que el mundo se haya parado. Más bien nuestro pequeño mundo ha sucedido de puertas hacia dentro, y en este nuevo hábitat las personas seguimos haciendo y necesitando canciones. Y a ser posible canciones verdaderas, que, si se me permite, es el género en el que ubicaría la obra de este madrileño del 86.

Aitor es un autor con entidad y a la vez un animal de banda, y sabe cómo y con quién vestir a sus composiciones. Por eso es natural que los cinco temas de ​Paseíto ​hayan sido grabados -y filmados- en sesiones de estudio en directo. Este formato, con 7 músicos tocando a la vez, era la mejor ropa posible para las nuevas canciones.
Pero pongamos un poco de perspectiva para entenderlo todo mejor.

Rastreando en los archivos nos encontramos con un Aitor que debuta como guitarrista en ​Amset​, formación de rock gótico con la que se curtió en los escenarios y grabó 3 discos entre 2004 y 2010. Seguramente de esta etapa provengan la destreza instrumental y la electricidad que hoy Aitor administra desde la delicadeza.

En 2008, junto a Adrián Cuenca, forma ​La Backstage y comienza un recorrido clave para entender el germen del Aitor autor, del músico que ensancha su comunicación con el mundo a través de las canciones. Y en 2012 llega el clic. Aitor ya ha desarrollado una identidad que sólo tiene sentido dentro de un proyecto en solitario. Pero en solitario no significa sin compañía, y ese mismo año edita el EP ​Quemando Acantilados con el batería Pablo Nadal, quien a día de hoy sigue siendo su mano derecha.

Ya con una década de carrera a sus espaldas, Aitor comienza a sentir la respuesta de un público cada vez más amplio. Esta lealtad queda certificada en el exitoso crowdfunding a través del que publica en 2015 ​Olor a tormenta​, su primer LP. El ​sold out de la presentación en la sala Sol de Madrid abrió un 2016 que llevó a Aitor de gira por los escenarios FNAC de todo el país.

En 2017 el músico se readentra en la escena madrileña y se hace un habitual del circuito de canción de autor. Los nuevos ambientes y el enriquecimiento musical constante dan pie a un momento de impulso creativo en el que nacen composiciones cada vez más penetrantes, cada vez más propias.

Aitor deja madurar estas canciones y las recoge en ​Los males pasajeros​, grabado entre abril y junio de 2018 en los estudios Pull Push de Madrid. Este disco supone un paso fundamental en su carrera por la calidad de los temas y por la contundencia sutil de la producción, de la que se encarga el propio Aitor. 2019 fue el año de mostrar al público Los males pasajeros ​en formatos que van desde el despliegue con banda hasta la intimidad de los conciertos a guitarra, con los que abarrotó, por ejemplo, los Sábados de Autor de La Fídula.

Y siguen llegando experiencias que acaban convertidas en música. Un buen chute de inspiración es el verano, o mejor dicho, el invierno que Aitor pasa de viaje por Chile, Uruguay y Argentina, en donde realiza varias presentaciones en directo con músicos locales. Y estalla 2020, y pasa lo que todos sabemos y Aitor le roba al confinamiento un par de canciones. En junio, exprimiendo esa libertad acumulada de la que habla en “Quarantine love”, se lleva a la banda a un retiro en el campo para montar los temas escritos durante el último año.

A finales de septiembre Estudio Uno acoge la grabación de las canciones que dan forma a ​Paseíto,​ un disco que se puede -y se debe- escuchar, pero también ver, gracias a la producción exquisita por parte de ​Lasdelcine​. Vale la pena para quienes disfruten de esas sesiones en las que conviven las exigencias del metrónomo con las miradas entre los músicos para calzar la última nota de la canción.

A mí, que nadie me ha preguntado, me parece que este disco reúne todas las fortalezas de la música de Aitor, que ha sabido canalizar a través de su banda un universo sonoro en el que todo fluye y encaja. Y, por supuesto, las letras. En ​Paseíto nos encontramos con un autor inspirado, capaz de, por ejemplo, dedicar una canción de amor a un personaje de ficción y luego bajar a esta realidad en la que ​todos se están amando por Skype.​ En definitiva, como decíamos al principio, canciones verdaderas.

Y es que la trayectoria de Aitor, al igual que sus canciones y sus conciertos, nos habla de la búsqueda, del poder sanador de los obstáculos, de las chispas de belleza y de la honestidad, que no es otra cosa que dejarnos la piel en cada cosa que hacemos. Porque de piel, precisamente, están hechas las canciones de Aitor.

Roura, otoño de 2020

Camiseta - Aitor Flamingos - Página web oficial

Tienda

¡Visita mi tienda! Tazas, Pósters, Camisetas, CD’s y muchísimo más.

Aitor Flamingos - Página web oficial
Tocando en el mercado de productores de @EspacioOrganico (Alcobendas)!hasta las 15h. Pásense ! https://t.co/z8kcOYwmGs
about 18 horas ago | @aitorflamingos
Créditos

Marketing & new Technologies.

Fotos

Javier Jimeno, Hannah Muela y Raquel Bretal

2021 Aitor Flamingos. Integrado por K4rim.com